Todo líder, para alcanzar los objetivos de una organización, debe comprender y saber gestionar el riesgo.

El riesgo siempre está asociado a cambios y decisiones.

La búsqueda de oportunidades para las organizaciones siempre es una constante.  Aprovechar dichas oportunidades implica asumir riesgos.

Todo líder, cuando toma una decisión, debe saber evaluar y sopesar las posibilidades de ganar o perder, y optar por la mejor alternativa. El manejo del riesgo y su capacidad para asumirlo es una competencia gerencial importante.

En una empresa es importante empoderar a los colaboradores para que aprendan a asumir riesgos, tomando iniciativas y buscando alternativas de soluciones en beneficio de la organización.

Sin embargo, no sólo es suficiente tomar decisiones asumiendo riesgos, es necesario que las empresas hagan seguimiento a los efectos de su decisión para asegurarse de lo deseado, caso contrario se afectará el nivel de éxito.

Cuanto más alto son los objetivos que se buscan, mayores serán los riesgos.

Recuerde, siempre es importante evaluar los diferentes escenarios para tomar una decisión.  “La experiencia siempre será valiosa para tomar una decisión más acertada”.