Los líderes con capacidad de orientación al logro poseen la habilidad para concebir una visión que motive e inspire a los demás colaboradores. Además, tienen habilidad para intuir e identificar oportunidades de negocios.

El profesional que cuenta con esta habilidad busca superar estándares y plazos, estableciendo objetivos claros y retadores.

La capacidad de orientación a los resultados dirige las acciones hacia un objetivo determinado, trabajando con prontitud y celeridad.

Es consecuencia de esta competencia la búsqueda constante de altos niveles de performance y la mejora continua de los mismos, a través de estrategias organizacionales,

Siempre se podrá sobrepasar las expectativas de los clientes, superar a los competidores y lograr las metas corporativas si existe una adecuada orientación al logro.

Recuerde la orientación a los resultados alinea a los colaboradores hacia la obtención de objetivos, siendo una de las competencias más destacadas.